Ordenar las finanzas personales para vivir mejor

El orden y la organización de las finanzas personales suele ser una tarea que requiere atención y tiempo de trabajo. Ya sea para cuidar la economía familiar o la de uno mismo, estar organizados con los números nos permite estar tranquilos y poder disfrutar del gasto de nuestro dinero sin estar pensando en deudas o ajustes.

 

Las finanzas personales constituyen básicamente la gestión financiera en nuestro hogar. Esto implica llevar adelante la gestión de los gastos para vivir, el pago de los impuestos, los gastos en educación para nuestros hijos y la administración de nuestros recursos en general. (Por cualquier inquietud, remitimos al sitio de un especialista en finanzas, Christian Silbergleit).

 

Cuánto gastar en base a lo que percibimos laboralmente es una de las principales tareas que tenemos como gestores de nuestras finanzas personales. El objetivo primordial se encuentra en mantener un nivel equilibrado y con un saldo positivo en cuanto a los activos y pasivos que tenemos en el hogar. Otros factores como las deudas o las inversiones influyen directamente en nuestras finanzas y debemos sumarlos a la gestión como puntos principales.

 

  • ¿Por dónde comenzar con el orden de nuestras finanzas?

 

Generalmente cuando intentamos poner orden en cualquier ámbito de la vida, comenzar suele ser el paso más difícil. Ya sea para organizar la agenda de horarios semanales, como los horarios del trabajo en caso de ser un profesional independiente, la agenda de actividades de los niños o simplemente para realizar una limpieza de fondo en el hogar, determinar cuándo y por dónde empezar es el paso más difícil.

 

En el caso de estar con problemas económicos y con complicaciones financieras puede que estemos teniendo algunos aspectos de nuestras finanzas personales desordenados o mal administrados. Para empezar con el pie derecho en la organización de nuestras finanzas debemos detectar si contamos con alguna deuda y si estamos pagando por algo que está no usamos.

 

Si buscamos entre las facturas de pago y los estados de cuenta en nuestro hogar puede que nos encontremos con deudas. Un gran paso para empezar el orden de nuestras finanzas es realizar planes de pago y cancelaciones de deuda en la medida que nuestro presupuesto lo permita. Muchas veces cargar con deudas por mucho tiempo suele estancarnos y hace que cada mes sea una complicación en términos económicos.

 

Otra de las situaciones que es recomendable solucionar y dejar fuera de nuestras finanzas son las actividades, suscripciones o deportes a los que estamos asociados y no utilizamos hace mucho tiempo. Es común que en las familias se abonen membresías en clubes a los cuales no concurren o no utilizan prácticamente nunca.

 

  • ¿Qué hábitos nos favorecen para estar más ordenados?

 

Primero y principal debemos generar el hábito de la revisión semanal de gastos. Todo lo que implique gastos de consumo en alimentos, educación y movimientos diarios debe ser controlado y plasmado en un archivo para tener registro de los mismos. A medida que van pasando las semanas podemos tener un control más exacto de lo que estamos gastando y dónde. De esta manera podemos buscar opciones mejores o también dejar de gastar en cosas que no nos sirven o están de más.

 

Además de realizar controles semanales de gastos, es recomendable realizar presupuestos semanales. Junto con el control de gastos, presupuestar los mismos nos va a permitir contar con un orden aún más preciso de la economía del día a día. En el caso de llevar adelante las finanzas del hogar, las compras al por mayor de los elementos básicos de la casa es un hábito muy favorable para el orden de nuestras finanzas.

 

Una vez que realizamos el presupuesto y nos acostumbramos a hacer revisiones semanales, podemos implementar un cronograma o calendario de gastos incluyendo estas dos variables. En este sentido nos queda agregar la variable de activos e ingresos de dinero semanal y de esta manera vamos a contar con un panorama financiero más claro.

 

Si tenemos conocimiento y estamos informados en la cotidianeidad de nuestros gastos vamos a tener una tarea muy simple a la hora de ordenar nuestras finanzas. No es lo mismo prever o planificar los gastos de nuestro hogar sabiendo lo que necesitamos para afrontarlos que si estamos en un punto ciego y llevamos un día a día de gastos sin tener en cuenta ninguno de los elementos mencionados anteriormente.

 

  • Evitar gastos innecesarios:

 

 

Si ya limpiamos nuestras cuentas de la presencia de deudas antiguas, membresías que prácticamente no utilizamos en el hogar y llevamos un orden de los gastos en base a ingresos, presupuesto y revisión de los mismos, lo único que nos hace falta para tener las finanzas personales ordenadas y sin mayores inconvenientes es evitar los gastos innecesarios.

 

El tema de las membresías a los clubes  o las suscripciones en desuso entran dentro de estos gastos como también la compra de elementos para el hogar que no son de necesidad primordial. Si contamos con una familia extensa este tipo de gastos suele ser un gran enemigo para el balance de nuestras finanzas.

 

Para vivir mejor y más tranquilos en el sentido financiero y económico debemos estar un poco más atentos y destinar una pequeña porción de tiempo a llevar adelante el orden de las finanzas. Si bien algunas personas necesitan de un período de tiempo mayor debido a los serios problemas financieros que tienen, en muchos casos sólo se necesita un poco de tiempo y de reorganización de dos o tres elementos de nuestras finanzas para estar más ordenados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *