INFORMACIÓN HISTÓRICA BÁSICA SOBRE MALLORCA

Mallorca, uno de los centros neurálgicos del turismo nacional, es conocida principalmente por sus playas y su fiesta nocturna. Sin embargo, hay vida más allá de la visita de turistas y de noches de desmadre. Mucho más allá. Mallorca ha sido un enclave histórico muy importante desde sus inicios.

Los primeros restos humanos primitivos datan del 2.350-2.150 a.C., en la Edad de Bronce. Tras estos primeros asentamientos llegó una de las etapas más reconocibles (en el arte que ha llegado hasta nuestros días), la conocida como cultura talayótica. Se trataba de una sociedad rural, dedicada a la ganadería y la agricultura que construyeron los talayots, construcciones de carácter megalítico.

En el año 123 a.C. Fue conquistada por los romanos, aunque no sería dos años más tarde que la isla se sometería a su dominio. Sus habitantes fueron famosos por su pericia en el combate a lo largo y ancho del mar Mediterráneo. En el 425 fue invadida por los vándalos hasta el año 534, cuando el general bizantino Belisario la conquistó.

En el 707 tuvo lugar el primer desembarco musulmán y las tropas de Jaime I El Conquistador llegaron en el año 1129, figura que fue muy importante en la historia de la isla. Templarios, germanías y carlistas también serán figuras de interés.

MALLORCA, TIERRA DEL BIENESTAR

España destaca por sus innumerables playas y su tiempo de ensueño, pero de entre todas sus perlas, una brilla más que las demás: Mallorca. Se trata de una isla en la que el sol brilla más de trescientos días al año con una temperatura cálida sin caer en sofocos y de noches apacibles en las que enamorarse de la isla definitivamente.

La isla ofrece paisajes tanto para los amantes de la montaña, los que gustan de darse un chapuzón en calas de arena finísima o los que disfrutan de paseos en los que ser parte del entorno natural que les envuelve. Por ello ha sido una de las finalistas a ser la mejor ciudad del mundo para medios como ‘The Sunday Times’.

En el apartado artístico y cultural, no son pocas las razones que bien merecen una visita. Desde las visitas de Chopin hace unos siglos hasta los ejemplos de arquitectura religiosa de la catedral de Palma de Mallorca o el encanto de sus blancos y rurales pueblos. Todo forma parte de una isla bella por sí sola.

Seguramente, después de estas virtudes sobre la isla, tus ganas de adquirir una vivienda aquí habrán aumentado exponencialmente. Para ello, nada mejor que visitar la agencia inmobiliaria Mallorca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *