Errores a evitar al negociar su salario

Negociar su salario puede ser una tarea muy difícil, especialmente cuando se está compitiendo para un empleo y acaba de entrar en el mercado laboral. En estos tiempos, sobre todo, es fácil cometer errores y perder una gran oportunidad. Es por eso, que, en este artículo, le mostraremos algunos errores que debe evitar al negociar su salario, para que no fracase en la búsqueda de su soñado y bien remunerado empleo, ¡siga leyendo!

Si quieres ser auxiliar de enfermero, te interesará el artículo de cuanto cobra un auxiliar de enfermería.

1) Estar de acuerdo / no negociar

El error más grande es simplemente estar de acuerdo y aceptar cualquier propuesta recibida. Las investigaciones muestran que los candidatos más jóvenes y las mujeres tienden a evitar negociar, o no saben negociar o se sienten cómodos con la idea de negociación.

2) Digamos que está dispuesto a aceptar

La información es fundamental en cualquier proceso de negociación. Al decirle al empleador la cantidad que está dispuesto a aceptar, le debe dar un fuerte argumento de negociación. A menudo, los reclutadores le preguntarán qué salario esperan y puede ser difícil de responder. Por lo tanto, piense bien en la respuesta y decida qué hacer con cuidado.

3) Enfocarse en lo que puede aportar a la empresa

Un error muy común de negociación es centrarse en lo que usted siente que necesita o merece. Y esto, no debe ser así, usted debe centrarse en su valor y el valor que aporta a la empresa. Los empleadores no son responsables de sus gastos de vida o préstamos. Si desea negociar su salario, debe hacerlo en base a una clara demostración de cómo va aportar valor y del porqué merece el salario.

4) Negociar demasiado pronto

Cuanto más espere, más poder tiene. El momento ideal para negociar es cuando ya ha sido elegido. Es entonces cuando debe entrar en más detalles en relación a salarios, bonos, comisiones, seguros y otros beneficios. Cuando se habla de estos temas anteriormente, puede parecer demasiado centrado en el dinero, lo que puede perjudicar la posibilidad de ser elegido.

5) Aceptar demasiado rápido

Los procesos de reclutamiento tienden a ser largos, de modo que, cuando finalmente recibe la propuesta, puede tender a querer responder con rapidez y, finalmente, ver el asunto resuelto. Así que, evite contestar en el momento y pedir tiempo para pensarlo. Pues, si acepta demasiado rápido, tendrá poco margen para negociar, además de que es una señal de que tiene un interés en la oferta tal y como es.

6) Negarse demasiado rápido

En lugar de rechazar una propuesta que no le gusta, pedir inmediatamente tiempo para pensarlo. Al negarse rápidamente, demostrará una falta de interés por la oferta y el empleo. Por lo tanto, revisar cuidadosamente todos los aspectos de la oferta y todos los componentes de remuneración.

7) Negociar en el momento equivocado

Además de elegir un momento en el que la compañía está creciendo, también debe seleccionar un día y un momento más propicio para las negociaciones. Cuanto más tarde mejor.

Carl Icahn, uno de los hombres más ricos del mundo y uno de los principales negociadores de la historia, recomienda realizar las negociaciones al final del día, ya que todo el mundo pierde la fuerza a medida que avanza el día.

8) No tener una lista

Es importante tener una lista de razones para justificar su aumento de sueldo o un salario alto. Como la otra parte tendrá también una lista para refutar la reclamación, se debe escribir una lista extensa y tener todas las razones en la punta de la lengua. No se limite al dinero, también, puede pensar en otras cosas en que negociar (bonos, subsidios, seguros).

9) Pensar a corto plazo

Evitar pensar en el dinero que va a ganar y el valor que va a sumar a la empresa en el momento. Piense antes en su valor a largo plazo, en lo que va a ofrecer a la empresa y el crecimiento que esto le dará.

10) No hacer las cuentas

Averigüe cuál es el salario promedio de su área y su posición y el valor que usted aporta a la empresa. ¿Si usted fuera un trabajador freelancer cuánto cobraría por hora por sus esfuerzos?

Prepare un número para la negociación, de preferencia que no sea redondo. 935 euros en lugar de 900 euros, por ejemplo. Números específicos apoyados por los datos son más difíciles de rechazar. Con este paso dará la impresión de que hizo su tarea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *