Como se tramita la baja de un vehiculo

La baja definitiva de un vehículo te permitirá sacarlo de circulación cuando este ha llegado al final de su vida útil. Para hacer el proceso de baja de vehículo en Asturias, la mejor opción es optar por los servicios de Desguaces Perezoso, porque te ofrecerán un servicio completo con grúa incluida.

Este es un trámite que es realmente sencillo, y para el cual tienes que llevar tu coche a un desguace o CAT, donde se encargarán del proceso. No es necesario apersonarse en la oficina de tráfico para que se pueda dar de baja un coche.

¿Qué se necesita para dar de baja un vehículo?

Al momento de dar de baja un vehículo, tendrás que entregarlo a un CAT para que este se encargue del proceso. Dentro de los requisitos estarán:

  • El vehículo que se va a dar de baja.
  • Permiso de circulación y la tarjeta de la ITV, para comprobar todos los datos del coche.
  • DNI o NIE del propietario del coche.

En caso de que el propietario haya fallecido, se tendrá que adjuntar una declaración responsable de baja definitiva por fallecimiento del titular. Si el vehículo tiene un valor histórico, este debe ser acreditado al momento de tramitar la baja.

¿Por qué medios se puede tramitar la baja?

Este es un proceso que puedes hacer presencialmente en cualquier desguace o CAT para que ellos se encarguen del proceso. Este es un proceso que se hace de forma online y que al final culmina con la obtención de los certificados correspondientes por parte de la DGT.

El trámite es completamente gratuito si hablamos de una baja definitiva del vehículo, y podrás obtener dinero por tu coche si lo vendes a un desguace. Además, puede ser realizado por personas físicas, jurídicas, o incapacitados siempre que se cumplan con los requisitos necesarios para hacer el trámite.

¿Cuándo se deja de pagar el impuesto de circulación?

Si el coche está de alta en el sistema de la DGT se tendrá que pagar el impuesto de tracción mecánica incluso si no lo utilizas. El impuesto se genera cada año natural, por lo que se generará cada 1 de enero, y se cobra en el Ayuntamiento donde esté el domicilio del vehículo.

Para evitar que se generen nuevos impuestos, se debe hacer el trámite dentro de ese año. Una vez hecho este trámite, tendrás que ir al ayuntamiento con los documentos obtenidos para que se formalice la baja.