CÓMO RECARGAR LA BATERÍA DE TU MOVIL CON ENERGÍA LIMPIA Y GRATUITA

Cada vez se descubren nuevos usos de las energías renovables. No solamente sirven para solucionar los problemas de obtener electricidad a gran escala sino que incluso podemos recurrir a ellas para solucionar pequeños problemas cotidianos. En este caso vamos a referirnos a algo tan común como recargar tu móvil cuando se está quedando sin batería y no tenemos un enchufe cerca. Y esta es una situación común que habrás padecido más de una vez.

Un inconveniente de los modernos smartphones con infinidad de aplicaciones consiste en que no están preparados para mantener el uso continuo de esas funcionalidades. La capacidad de su batería no va acorde con sus recursos de almacenamiento ni de rendimiento, así que a veces añoramos los teléfonos antiguos que podían durar una semana sin agotar la batería. Pero la llegada de las pantallas, cada vez más grandes y brillantes y la conexión a internet para todo tipo de programas descargables, hacen que la energía se reduzca a la misma velocidad con la que sacas fotos o subes videos a la red.

Por eso todas las noches tienes que volver a recargarlo de nuevo. Pero el problema surge cuando quieres pasar unos días de acampada o de excursiones, que es justamente cuando más fotografías quieres sacar y sin embargo cuando más tienes que economizarlas, porque será muy difícil que encuentres un enchufe en un árbol, por ejemplo.

19

Cuando es útil un cargador solar móvil

De ahí surgió la idea del cargador solar móvil para solucionar este problema. Consiste en unos pequeños paneles solares que puedes desplegar en cualquier lugar, sobre la hierba, la arena o una roca, solamente tienen que estar orientados unas horas al sol. Y lo puedes hacer mientras tomas un descanso para comer y reponer fuerzas. En ese momento abres el equipo portátil, que ya suele ser ligero porque se ha diseñado exclusivamente para ese uso, lo extiendes en el suelo y le enchufas tu Smartphone. Y el equipo empezará a trabajar solo.

La incidencia de los rayos del sol sobre las placas fotovoltaicas de su superficie irá creando una carga eléctrica que no será peligrosa para ti, pero que servirá para que tu dispositivo móvil salga del estado crítico en el que se hallaba y vuelva a recargar batería. De esa manera, un par de horas después cuando retomes la caminata, podrás seguir utilizando el GPS o sacando fotos de paisajes espectaculares sin tener que economizar recursos ni temer que el móvil te deje tirado.

La verdad es que es un buen invento, útil y práctico para los aventureros que no quieren perder en ningún momento la conexión con la civilización, por lo que pueda suceder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *