chino para niños

Las ventajas de una atención personalizada a la hora de aprender chino para niños

Los especialistas siempre nos han asegurado que la enseñanza de un idioma tiene que empezar a una edad muy temprana. Y más, si queremos enseñarle un idioma como el chino, que no es fácil ni para niños. En los primeros años de vida de un niño su cerebro absorbe información como una esponja (hasta los seis años), por eso los expertos recomiendan que si queremos enseñarle a nuestro hijo otro idioma empecemos cuanto antes.

El que nuestro hijo aprenda un idioma como si fuese el suyo materno no sólo mejorará su atención, si no que le servirá de entrenamiento mental y ayudará a ejercitar la memoria.

Es en los primeros cuatro años de vida cuando se generan más conexiones neuronales en el cerebro, por eso es el periodo idóneo para ejercitarlo y alimentarlo con información y con estímulos lingüísticos: es el momento perfecto para escribir nuestro hijo a un curso de chino para niños (podrás encontrar más info a este enlace: estudiosdechino.com).

El lenguaje materno es imprescindible, ya que cuando le hablan a su hijo el cerebro de este construye una arquitectura específica ajustándose a los sonidos de esa lengua para reconocerla. Es un proceso que solo pasa en las edades más tempranas, por eso en la edad adulta es tan difícil a veces adquirir la correcta pronunciación de otro idioma y por eso se recomienda empezar cuanto antes.

Si estamos preocupados por sobrecargar a nuestro hijo de información, no nos preocupemos ya que está demostrado que les cuesta el mismo esfuerzo aprender una lengua que dos ya que cuando los más pequeños están aprendiendo un lenguaje, la información la integran en la misma zona cerebral, algo que no pasa en la edad adulta. De mayores necesitamos dos áreas distintas para aprender un idioma.

 

¿Dónde puedo inscribir a mi hijo para que aprenda este idioma?

Actualmente ya en muchas academias se da la opción de aprender chino como lengua extranjera. Sin embargo, es importante que, a la hora de buscar un profesor ya sea a través de academias o privado, tengamos una serie de pasos en mente.

  • Es importante que el profesor que elijamos sepa transmitir sus conocimientos. El que sea nativo no nos asegura que sepa dar correctamente clases chino para niños.
  • Los niños aprenden un idioma de manera distinta por lo cual necesitan materiales adaptados a sus capacidades: dibujos vistosos, ejercicios sencillos,etc.

El chino para niños no es un idioma difícil y deberíamos notar los avances rápidamente; si vemos que no es así deberíamos plantearle nuestras dudas al profesor.

Otra opción sería contratar un profesor particular que viniese a darle clases extraescolares o una au pair para nuestro hijo, que fuese hablando con él en nuestro hogar y así tenga una inmersión total en el idioma.