¿QUÉ ALIMENTOS LLEVAR EN UNA DIETA DETOX?

Para llevar a cabo una dieta detox, debemos de conocer muy bien de qué están formados los alimentos y cual es su naturaleza. Los alimentos que se consumen en este tipo de dietas deben de aportar únicamente nutrientes y no contar con ningún tipo de partícula sintética en su interior. Por esta razón, los productos naturales y/o ecológicos suelen ser los más utilizados y, dentro de ellos, los alimentos formados por proteínas vegetales le ganan la partida a las proteínas animales.

 

La mayoría de los alimentos que forman parte de estos alimentos son del reino vegetal como las legumbres, frutas, verduras o semillas y granos integrales. Todos ellos,son alimentos ricos en líquidos y resultan de gran ayuda para purificar al hígado.

Junto a ellos, también debemos de conocer cuales son los alimentos a evitar, muchos de ellos suelen estar presentes en nuestras rutinas alimentarias comunes como los refrescos, los alimentos precocinados, las harinas refinadas o, como premio en ciertos momentos del día, las chucherías. Estos cuatro ejemplos son, sencillamente, puntas del iceberg de los alimentos que contienen grasas tóxicas para llevar a cabo la dieta depurativa. Otros de los alimentos habituales son los licuados formados a partir de la clorofila y el potasio, los conocidos como verdes, muy habituales durante la primera parte de la mañana (principalmente en ayunas) ya que ayudan a un mejor tránsito digestivo durante toda la jornada. Otro elemento altamente depurativo es la avena, un alimento imprescindible en toda dieta que se precie para reducir tu peso.

 

RECETAS PARA TU DIETA DETOX

Si es tu primer acercamiento a las dietas detox, es muy importante que, junto al listado de alimentos aptos que te hemos ofrecido en las líneas anteriores, conozcas qué tipo de recetas podrás encontrarte en ella.

 

De esta forma, puedes convertirte en toda una experta en el mundo de los zumos, esos grandes desconocidos. Son líquidos y sus componentes están triturados, por lo que su ingesta será aún más cómoda para el estómago. Algunos de los más conocidos son los zumos alcalinos regenerantes (compuestos por remolacha, zanahoria, manzana, limón y menta), los zumos antioxidantes (espinacas, kale, pera, agua de coco, limón y perejil) o los zumos digestivo-hidratantes (acelgas, pepino, menta, perejil…). También son muy usuales, en este tipo de dietas, las sopas depurativas con alimentos como la batata, la patata, el apio, el nabo, kale, puerro, perejil y zanahoria.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *