Ocho Beneficios de hacer Pilates durante el embarazo

El Pilates para embarazadas en Zaragoza puede ayudarte a ganar mejores condiciones para tu trabajo de parto. Además, conseguirás mayor estabilidad antes, durante, y después de dar a luz.

Antes de llevar a cabo este tipo de actividades es indispensable que te consultes previamente con el ginecólogo. Siempre y cuando tu doctor lo recomiende, no existirá posibilidad de complicaciones. Evita su ejecución si tienes un embarazo de alto riesgo.

Ventajas

Los privilegios del Pilates para embarazadas en Zaragoza son innegables. Conoce que puedes conseguir de esta actividad a continuación:

  • Salud: Este método fortalecerá tus paredes abdominales y tu piso pélvico, lo que hará tu parto mucho más llevadero. Al mismo tiempo, aprenderás como manejar la respiración durante las contracciones. Así, evitaras problemas por falta de aire e hiperventilación.
  • Relajación: El dominio de tu respiración combinado con las rutinas suaves reducirá el dolor de calambres y tensiones musculares.
  • Posturas: Uno de los mayores problemas durante y después del embarazo son las desalineaciones y malas posiciones. Estos ejercicios te ayudarán a mantener una postura favorable durante todo tu proceso. A su vez, te enseñará como lidiar con los dolores consecuentes al nacimiento del bebe.
  • Fortalecimiento: Tus miembros superiores e inferiores se verán fortalecidos. Este factor ayudará a tus pechos durante el proceso de lactancia. Por otro lado la recuperación del agrandamiento del vientre y la expansión de caderas será más propicia y agradable.
  • Exploración: El trabajo de Pilates te dará mayor comprensión de tu sistema en general. Podrás independizar el control de músculos específicos de tu piso pélvico y tu región abdominal; de ese modo, serás capaz de saber localizar regiones específicas mientras estás en labor.
  • Trabajo de parto: Por medio del Pilates podrás prepararte y orientarte para dar a luz. Al mismo tiempo, tendrás más resistencia ante los dolores y el bebé podrá salir con más facilidad.
  • Post-parto: Una vez tengas a tu bebé querrás recuperar las condiciones previas al embarazo, así como lidiar con sus secuelas. Los ejercicios acelerarán tu proceso de recuperación y evitarán complicaciones mayores como várices y edemas.
  • Continencia: Los problemas de continencia son bastante comunes debido a la presión sobre la vejiga y los intestinos. La retención suele verse perjudicada, pero gracias a los ejercicios podrás entender con más facilidad el funcionamiento de tu organismo; así, manejarás mejor estas secuelas del parto.

El Pilates para embarazadas en Zaragoza promete hacer de tu experiencia materna mucho más placentera y sencilla. No esperes más e inicia tu nueva rutina de ejercicios.