Comercialización mundial con un sutil aroma a café

Cuando se habla de café también es hacer mención al olor de la tierra en muchos aspectos. La primera descripción en el mundo de una plata de café fue realizada en 1592 y solo hasta más de un siglo después, Linneo la clasifico en un nuevo género: Coffea.

Dentro de este género pueden conocerse 103 especies, pero a nivel comercial solo 2 son las responsable de casi 100% en distribución. Pertenecen al África y se denominan Coffea arábica y Coffea canephora. El café  es extraído del fruto que produce la planta, en su interior se encuentra este grano tan preciado.

Las especies más comerciales en el mundo son provenientes de, Congo, Sudan, Uganda, entre otros. El Coffea canephora maneja el 35% de distribución mundial, mientras que el Coffea arábica domina el mercado con un 60%. Su estilo y buqué dependerá de la zona de cultivo.

El Coffea canephora crece de forma silvestre e industrial su estilo robusto hace que el grano de menor tamaño pero con un sabor diferente, puede asemejarse al cereal y como si contenido en cafeína es mayor al 2%, hace que este sea más amargo que otros tipos de café. Según investigaciones este tipo de café tiene una antigüedad de 5 millones de años aunque otros consideran que datan de muchos más.

Por su parte, el Coffea arábica es una especie más joven y que proviene de dos formas de café completamente diferentes. Una de ellas Coffea eugenioides y  el Coffea canephora haciendo su aparición al menos hace 1 millos de años. Este café de altura debe ser cultivado bajo una temperatura de  18 a 23 grados, para poseer entre 1.0% y 1.4% de cafeína.

Actualmente la producción mundial ha crecido ampliamente, siendo Burundi el principal exportador en café con un 59%, lo siguen Etiopía, Ruanda, Honduras y Uganda respectivamente.

Para los países exportadores en café no solo influye el ingreso en divisas. Vender café favorece a estos países en ingresos fiscales y la activación de la producción en bruto dentro de la región.

El café ha sido motivos de estudio en el mundo, demostrándose que los efectos de la cafeína más que ser nocivo posee ciertas propiedades y beneficios significativos para quienes lo consumen. En el estudio más reciente fue revelado que el tomar café al menos 3 veces al día reduce los riegos de muerte.

Con su consumo puede disminuirse los riegos en propagación de células cancerígenas, quemador de grasas natural, optimiza el rendimiento físico, posee vitaminas B12 y B5, potasio, magnesio, siendo una fuente de antioxidantes disminuye el riesgo en enfermedades neurodegenerativas.

En el mundo ya es cotidiano su consumo, la producción lleva un complejo proceso de recolección y tratado, esto con tal de colocar el mejor producto en las manos del consumidor y así poder ofrecer los beneficios que todos esperan recibir.