clases de baile

¿Dónde aprender a bailar en Madrid?

Si lo que te gusta son los bailes latinos y quieres apuntarte a clases de baile pero no sabes que estilo elegir, te aconsejamos la Kizomba.

Al principio la Kizomba se solía dar como un extra o un añadido en las clases de salsa, al igual que pasaba con la rueda cubana. Pero al ir ganando popularidad se ha hecho un nombre y ahora hay clases y cursos solamente dedicados a este tipo de baile. Una escuela que te aconsejamos es: www.baileypilatesmadrid.com/.

Y es que, en cualquier academia en la que den ritmos latinos, podrás encontrar clases impartidas. O si lo prefieres podrás contratar un profesor particular a través de internet o de las redes. Muchos de esos profesores suben sus actuaciones para que les veamos bailando, al igual que los bailarines profesionales o ¿por qué no? los bailarines principiantes que se atreven a compartir online lo que han aprendido.

También están las salas de baile, en las cuales solamente suena música latina y la gente acude a ellas sola o en grupos para ir cambiando de pareja y así aprender de diferente gente. En estas salas también suelen dar alguna clase antes de empezar los bailes sociales.

 

¿Y porqué no atreverse con un intensivo?

Los festivales de baile cada vez son más populares. Se trata de congresos que se suelen celebrar en puentes largos o en verano y a los que acude la gente para bailar. Suelen ser varios días de talleres impartidos por profesionales de una academia o escuela de baile.

Entre los motivos por los que acudir a uno de estos congresos está su ubicación. El de Cullera o el de Lions están situados en la playa; se convierten así en un destino perfecto para combinar las clases de baile con las vacaciones.

Suelen celebrar además fiestas o alguna clase en la arena: podrás aprender a bailar mientras te tomas un granizado con vistas al mar y al atardecer.

Los talleres que ofrecen están pensados para todos los niveles, diferentes salas y diferentes horarios para que pruebes toda la variedad de estilos.

la tercera y más importante característica son los profesores. Entre ellos se encuentran campeones mundiales como Adrián o Anita, Ronald y Alba o Yago y Yure. Figuras muy conocidas y expertos reconocidos en la materia.

¡Y hay más! Después de asistir a la últimas clases, las salas de talleres se convierten en pistas de baile preparadas para que practiques todos los pasos que has aprendido hasta el amanecer y conviertas así una afición al baile en unas vacaciones inmejorables.